Artículos

Los miles de millones de seres humanos que tratan de impulsar y llevar adelante el gran proyecto de la Integración Intercontinental, basado en los 7 pilares fundamentales de la Teoría de la Unión de los 5 Continentes: Persona, familia, alimentación, salud, vivienda , educación y trabajo, que son las necesidades básicas de todo ser humano y que no son atendidas como tales por más de 500.000 generaciones; por gastar en armamentos que ocasionan grandes desastres, dividir a los países y a los continentes y por continuar con las violaciones y la discriminación.

No nos olvidemos de nuestra naturaleza, la fuente de dónde venimos. No somos diferentes porque somos una sola raza. Por eso es muy importante llegar a las Naciones Unidas para plantear una fórmula que nos permita responder a la pregunta: ¿Cómo gobernar el Planeta Tierra de acuerdo con la Teoría de la Unión de los 5 Continentes? Para poder desterrar el odio y las guerras. Por ello nos atrevemos a pedir la opinión de las grandes personalidades del mundo.

 

Marylène Patou-Mathis escribió el 2015 un artículo titulado “El ser humano no ha hecho siempre la guerra. En este artículo busca “desmontar el mito de una prehistoria salvaje y bélica” y ante la pregunta de si la violencia de los seres humanos es algo innato o está condicionada por el contexto, indica que actualmente, gracias a las investigaciones antropológicas y arqueológicas se puede afirmar que la violencia no es innata y que “la guerra surge por primera vez con el nacimiento de la economía de producción y con el cambio radical de las estructuras sociales hace unos diez mil años”.

La desgracia se puede entender como una situación o suceso que produce gran dolor y sufrimiento. Es lo que ha empezado a experimentar el pueblo peruano con la llegada al poder del profesor Pedro Castillo Terrones, quien humilla a todos los peruanos cuando propone medidas que el 81% de peruanos no desea. Todos los integrantes del partido político Perú Libre, que llevó al poder a Pedro Castillo, saben bien que sólo cuentan con el 19% de los votos del Perú, es decir con el porcentaje de votos que obtuvieron en la primera vuelta electoral. En la segunda vuelta obtuvieron el 50.13% que les dio el triunfo, pero lo que no quieren reconocer es que esta votación no se debe a quienes apoyaron su obsoleta ideología marxista leninista, sino a quienes estaban en contra de la llegada de Keiko Fujimori a la presidencia de la República.

Los elementos fundamentales para el desarrollo de todo país son: la libertad de expresión, un Estado eficiente y la labor creativa de los micro, pequeños, medianos y grandes emprendedores. Todos los países que hoy son desarrollados han centrado sus esfuerzos en la persona, la familia, la salud, la educación, el trabajo, la alimentación y la vivienda. Las llamadas potencias mundiales han logrado, además, hacer investigación científica y desarrollar tecnología. 

Durante más de 500 mil generaciones, por no unirnos entre países y continentes, no hemos sido capaces de tratar acertadamente los grandes problemas de nuestro planeta.

COMO CONSTRUIR EL FUTURO DE LA HUMANIDAD

ESCRIBE: OSWALDO HIDALGO SOLIS

Durante más de 500 mil generaciones, por no unirnos entre países y continentes, no hemos sido capaces de tratar acertadamente los grandes problemas de nuestro planeta. Seguimos con guerras, pobreza, discriminación racial, xenofobia, homofobia, hambrunas, migraciones forzadas, gobiernos opresores de derecha e izquierda, más aun, con varios gobernantes nacionalistas. En los últimos siglos la “revolución industrial”, ha incrementado la contaminación de ríos, lagos y mares, la tala de bosques, la extinción de especies y el calentamiento global. Es muy difícil que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, logren los resultados deseados al 2030. 

EL DÍA MUNDIAL DEL AGUA

ESCRIBE: OSWALDO HIDALGO SOLÍS

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil del 3 al 14 de junio de 1992, se acordó que el 22 de marzo se celebre “el día mundial del agua”.  El 2017, la Asamblea General de las Naciones Unidas acordó designar al período 2018 – 2028 como el “Decenio del agua”. Por otro lado, los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, que están en vigencia entre 2016 y 2030, tiene como objetivo 6: “agua limpia y saneamiento para todos”. Todos estos acuerdos de la ONU ponen de manifiesto la importancia del recurso hídrico para la vida del planeta Tierra. Si bien es cierto, el 70% de la superficie del planeta es agua, sólo el 3% es agua dulce y la mayoría, está congelada.