AUN A PESAR DEL PESIMISTA PRONOSTICO “THE ECONOMIST” ES POSIBLE REVERTIR EL DESEMPLEO GLOBAL

AUN A PESAR DEL PESIMISTA PRONOSTICO “THE ECONOMIST” ES POSIBLE REVERTIR EL DESEMPLEO GLOBAL

ESCRIBE: OSWALDO HIDALGO SOLÍS

Esta prestigiosa revista de economía, ha publicado un análisis elaborado por más de 50 especialistas, sobre lo que le espera al mundo para el período 2021 – 2030. Respecto al desempleo global que se viene dando, indica lo siguiente: “La fuerza laboral se reduce dramáticamente y se le dan muchas operaciones simples a la inteligencia artificial.

Para el 2024 la inteligencia artificial ya manejará operaciones complicadas en millones de lugares. Pero la adopción general inicia en el 2021. Se aproxima una temporada de despidos globales muy grande. El desempleo se da por razones multifactoriales y no solamente por la crisis económica”. La teoría de la Unión de los 5 Continentes (TU5C) plantea que el actual nivel de desempleo se puede superar en base a la construcción y remodelación de infraestructura para el desarrollo, en todo el planeta. La ONU indica que la actual pandemia ha hecho que en el planeta, se hayan perdido unos 400 millones de puestos de trabajo1 . En el informe del 30 de junio de 2020, del Observatorio de la OIT denominado “La Covid-19 y el mundo del trabajo. Estimaciones actualizadas y análisis. Quinta edición”, se indica que:

“tras la superación de la pandemia, en el mundo habrá un mayor nivel de desempleo, desigualdad, pobreza, deuda y frustración política. De ahí que sea muy importante que los gobiernos fijen el objetivo de lograr una mejor reconstrucción, tanto en forma individual como conjunta, en lugar de retomar la situación que existía antes de la crisis”

Como se puede apreciar, no se debe tratar de retomar la situación que existía antes de la crisis. Lo que se debe hacer, es mejorar considerablemente la situación anterior. La TU5C considera que la única forma de lograr una nueva situación del empleo en el planeta, es mediante el diseño y la aplicación de una Política Intercontinental de Trabajo, basada en el desarrollo de infraestructura a nivel global, en cuatro de nuestros pilares: salud, educación, alimentación y vivienda.

La construcción de postas médicas, hospitales, escuelas, colegios, comedores populares, obras de irrigación y conjuntos habitacionales en todo el planeta tierra, generará inmediatamente millones de puestos de trabajo. Otras fuentes de empleo son las construcciones de mega estructuras como supercarreteras, vías férreas, trenes de alta velocidad, puertos para grandes embarcaciones, aeropuertos, centrales hidroeléctricas, plantas solares, parques eólicos, etc.

Será más fácil generar puestos de trabajo, si buscamos el bienestar del planeta Tierra en base a los siete pilares que plantea la TU5C: la persona, la familia, la vivienda, educación, salud, trabajo y alimentación. Proponemos que la ONU reflexione sobre la necesidad de la elección democrática de 5 presidentes, un presidente por cada continente. Estos presidentes deberán plantear (entre otras propuestas), la política de generación de empleo de sus respectivos continentes. Del diálogo entre los cinco presidentes, asesorados por un comité de mentes brillantes en el tema de desarrollo de infraestructura (y designado por la ONU), saldrá la mejor forma de abordar el problema del desempleo.

Si hasta ahora no hemos podido resolver este problema, no es porque falte dinero. Un cálculo aproximado nos ayudará a entender el punto de vista de la TU5C. Coloquemos, a manera de ejemplo, el caso del Perú. El Ministerio de Economía y Finanzas ha elaborado el “Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad”2 . En la página 19 de este documento se indica que “se requiere una inversión cercana a los 35.000 millones de dólares en 5 años, para alcanzar los niveles básicos de infraestructura que debería tener el Perú con sus características socioeconómicas y geográficas. El 31 por ciento de la brecha se concentra en el sector transportes, seguido de los sectores saneamiento (25 por ciento), salud (24 por ciento) y telecomunicaciones (10 por ciento)”.

Sabemos que todos los países enfrentan situaciones diferentes y cuentan con recursos diferentes en la búsqueda de su desarrollo, no obstante, asumiendo que los 193 países que integran la ONU invierten lo mismo ya sea para cerrar brechas de infraestructura o para renovar infraestructura, se estaría desarrollando una inversión aproximada de 7 billones de dólares en 5 años. Esta inversión adicional de 7 billones de dólares tiene que ser anual, ya que existe la disponibilidad de fondos para realizarla. Los 5 Continentes tienen que enfrentar conjuntamente el problema del desempleo para poder eliminar los obstáculos regulatorios.

Según un informe del BBVA3 :

“en la actualidad el mundo invierte al año 2.5 billones de dólares en infraestructuras relacionadas con el transporte, energía, agua y las telecomunicaciones. Asimismo, 7 billones de dólares se invierten anualmente en infraestructura social (hospitales, escuelas y desarrollo urbano), redes de servicio público y vivienda. No obstante, esta cantidad continúa siendo insuficiente y esto se traduce en menor crecimiento económico y en carencias de servicios esenciales para los ciudadanos”

Si se suma la inversión actual (9,5 billones de dólares) con la adicional para eliminar el déficit de infraestructura (7 billones de dólares), se tendría una inversión anual de 16.5 billones de dólares. Según el Banco Mundial, generar 300 puestos de trabajo implica en promedio, una inversión de 10 millones de dólares4 . Los 16.5 billones de dólares generarán cerca de 500 millones de puestos de trabajo por año, cantidad que supera los 400 millones de puestos de trabajo que se ha perdido el 2020 por el Covid-19. La ONU estima que el 2030 seremos 8500 millones de personas.

Por otro lado, el Banco Mundial indicó que el 2015 se alcanzó el punto máximo de la población mundial en edad de trabajar (entre los 15 y 64 años) este pico fue de 66%6 . Actualmente este porcentaje está disminuyendo porque la proporción de ancianos está aumentando y la población infantil se está estabilizando. Asumiendo que este porcentaje de 66% se mantiene constante en los próximos 10 años, el 2030 se debe contar con 5600 millones de puestos de trabajo.

Según los cálculos aproximados que estamos siguiendo, la TU5C plantea se pueden crear 5000 millones de puestos de trabajo en los próximos 10 años. Si sumamos esta cantidad a los puestos de trabajo que actualmente están siendo ocupados, en menos de una década habremos superado largamente los 5600 millones de puestos de trabajo que se necesitarán. Esto quiere decir que, en una década, se habrá abordado eficientemente el problema de la falta de empleo en el planeta Tierra. En lugar de seguir gastando en armamentismo, se debiera invertir en generar desarrollo sostenible. ¡Urge la unión de los 5 Continentes!


Imprimir  

Subscríbete